, ,

Abengoa, se inicia la investigación criminal

Abengoa

NOTA DE PRENSA

 

 


 COMIENZA EL PROCEDIMIENTO PENAL CONTRA LAS PERSONAS Y SOCIEDADES RESPONSABLES DE LA QUIEBRA Y ELUSIÓN PATRIMONIAL DE ABENGOA SA

 LA AUDIENCIA NACIONAL HA INCOADO DILIGENCIAS PREVIAS POR LA QUERELLA PRESENTADA POR IURIS&FACTOR EN REPRESENTACIÓN DE LOS INVERSIONISTAS AFECTADOS

 

Desde que, ya hace seis meses, el despacho Iuris&Factor aceptase el encargo para descubrir el trasfondo delictivo de la despatrimonialización de la compañía ABENGOA SA, actualmente disuelta y en liquidación, ha estado trabajando en defensa de los intereses de nuestros clientes, actualmente 538, más los últimos adheridos, 32, y los que se unirán.

Nuestros clientes son pequeños ahorradores que, confiando en las noticias de solvencia que se difundían por los miembros del Consejo de Abengoa, invirtieron parte o todos sus ahorros, en esta sociedad española, multinacional, puntera en el sector de energías renovables y con proyección de futuro.

 


RELATO SUCINTO DE LOS HECHOS PUNIBLES


La historia reciente de las pérdidas millonarias de todos los accionistas minoritarios que, en concreto y para nuestros clientes, superan los 31.000.000 de euros, es la historia de una maniobra para descapitalizar la empresa y pasar las líneas rentables de negocio a otras mercantiles, filiales, arrebatándole el control, que ha culminado, desgraciadamente, de forma exitosa.

Todo comenzó tras las reestructuraciones financieras de la empresa, que supusieron la asunción de pérdida de valor del capital flotante del 95%, es decir de los inversionistas que adquirieron sus acciones en bolsa, y el traspaso de ciertos activos a empresas de nueva creación que, finalmente fueron, Abengoa Abenewco 2 SA, Abengoa Abenewco 2 Bis SA y Abengoa Abenewco 1 SA; pero manteniendo buena parte del pasivo en Abengoa SA, favoreciendo a ciertos acreedores, en perjuicio de los intereses que institucionalmente deberían haberse protegido, a Abengoa SA y a sus inversionistas minoritarios; que si salieron perjudicados es porque otros fueron beneficiados, otorgándoles instrumentos financieros para hacerse con la titularidad de empresas rentables de Abengoa SA.

Se compraron voluntades y se preparó al menos un entramado con un objetivo, hacerse con la mayor parte del patrimonio de Abengoa, despojando a los accionistas minoritarios de lo que les pertenecía por su condición de tales. Ahora tras la quiebra de Abengoa, su disolución y en su liquidación, el valor que tiene Abengoa sobre las filiales que titulan las actividades de negocio rentables, ha quedado reflejado en el Plan para su liquidación en sede concursal, y es textualmente de 0,00 euros.

Además, en la querella se reflejan otros muchos hechos con relevancia penal, como es la discordancia de las actas de las votaciones que aprobaron las reestructuraciones, la entrega de activos a acreedores y su reventa en poco tiempo con impúdicas plusvalías, el pago de favores a ciertos consejeros, el intento de venta del patrimonio de Abengoa a empresas insolventes, en la que, incluso una de ellas cobró por el simple hecho de ofertar.

Se relata ese fin de depatrimonialización en perjuicio de los propietarios de Abengoa, incluidos los planes I y II llamados del Vellocino, que pretendían unos el oro a costa de la miseria de los otros; la toma de acuerdos societarios en perjuicio propio y en beneficio de terceros.

Se presentan otros hechos para su investigación como la firma dubitada que han marcado el decurso de la empresa, en particular, la solicitud de concurso; la información privilegiada de la que se han prevalecido ciertos consejeros, las sanciones de la CNMV por no presentar la empresa sus cuentas anuales, inaudito en cualquier país de nuestro entorno, con el propósito de que terceros no pudiesen conocer la realidad de la empresa provocando error, por engaño, a los inversionistas.

Y otros muchos más que se relatan con extensión y detenimiento en más de 200 páginas de la querella y que de su lectura conjunta no puede más que colegirse la existencia de uno o varios entramados para enriquecerse con la destrucción de Abengoa SA, llevándose por delante, el patrimonio y las esperanzas de quienes habían confiado en las promesas de los consejeros que animaban a invertir a los que crédulamente las creyeron, bajo el lema de que Abengoa resurgiría como el Ave Fénix.

Pues bien, ahora que se solicita justicia, esperamos que de sus cenizas quien vuelva a resurgir sean los inversionistas afectados por tales hechos, en el sentido que relató Isidoro de Sevilla, al transmitir la gloria y mito del Ave Fénix.

 


DELITOS Y AUTORES


Este menosprecio a los pequeños ahorradores e inversionistas, no amparados por nuestros reguladores, quienes deberían velar por la transparencia y legalidad en las operaciones de las empresas cotizadas, ha supuesto, a nuestro entender, la comisión de los siguientes delitos, que, no obstante constante la instrucción, podrán definirse otros, al igual que los autores y su grado de participación en cada tipo, y son, presuntamente:

(I) Delito de falsificación de documento mercantil realizado por particular, (ii) delito de estafa procesal, (iii) delito societario en su modalidad de falsedad en cuentas anuales que deban reflejar la situación económica de la empresa, (iv) delito societario en su modalidad de imponer acuerdos abusivos o, alternativamente, (v) delito societario en su modalidad de imposición de acuerdos lesivos por mayoría ficticia, (vi) delito societario por infracción de derechos sociales y de participación, (vii) delito de administración desleal, (viii) delito de alzamiento de bienes, (ix) delito de insolvencia punible, (x) delito de corrupción entre particulares, (xi) delito de estafa de inversores o, alternativamente, (xii) delito de estafa y (xiii) delito de falsificación de documento privado.

Para su constatación, además de la documental que acompaña la querella, hemos solicitado se practiquen más de medio centenar de diligencias, y adicionalmente hemos solicitado medidas cautelares de diverso orden.

Siendo sus autores, sin discriminar su grado de participación y tipo penal, presuntamente:

D Gonzalo Urquijo Fernández, D José Luís del Valle Doblado, D Javier Targhetta Roza, D Manuel Castro Aladro, D José Wahnon Levy, D Ramón Sotomayor Jauregui, Dñ Pilar Cavero Mestre, D Daniel Alaminos Echarri, D Josep Piqué Camps, Dñ Mercedes Gracia Díez, D José Borrell Fontelles, Dñ Alicia Velarde Valiente, D Antonio Fornieles Melero, D Manuel Arranz Alonso, D Albertus Meerstadt, D John Charles Pope, D Francisco Javier Bañón Treviño, D Juan Pablo López-Bravo, Dñ Margarida Almeida, D Mario Pestaña Sartorius, D Joao Paulo Videira, D Jean-Paul Tarud-Kubron, D Joshua Phillips, D Javier García-Carranza Benjumea, la sociedad mercantil BANCO SANTANDER SA, la sociedad mercantil ABENGOA ABENEWCO 1 SA y la sociedad mercantil TERRAMAR CAPITAL LLC.

Y se ha solicitado la apertura de la pieza de responsabilidad civil, medidas cautelares y que se practiquen más de medio centenar de diligencias.

 


ADMISIÓN DEL ESCRITO DE QUERELLA Y APERTURA DE DILIGENCIAS PREVIAS


Todo lo anterior, está detalladamente explicado en la querella, de más de 50.000 páginas con documental, que se ha interpuesto ante el Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional.

La querella se ha admitido el 28 de octubre de 2022 en el Juzgado Central de Instrucción número 2, Diligencias Previas 61/2022.

Este tipo de delitos, que afectan a la credibilidad de nuestro sistema económico y de mercado, contra los consumidores y con ramificaciones internacionales, sólo pueden esclarecerse a través de una contundente investigación criminal, por lo que estamos satisfechos que vaya a realizarse por el Juzgado Central de Instrucción 2.

La recomposición de la situación, en caso de condena y satisfacción de los afectados, supondrá, seguir manteniendo la confianza y credibilidad en nuestras instituciones y estructuras socio económicas, base del libre mercado, cuyo marco jurídico fundamental está amparado por nuestra Constitución.

 


Iuris&Factor es un despacho de abogados, que se ha comprometido en la defensa de los pequeños ahorradores e inversionistas que confiaron en nuestro sistema bursátil, y han sido defraudados, habiendo perdido todos sus ahorros y viendo como otros, a su costa, se han enriquecido impune e ilícitamente.

Dedicamos nuestro esfuerzo en recuperar los daños económicos sufridos por quienes han sido engañados, mediante el ejercicio de acciones penales contra, entre otros, Qrenta SA, Esfera Capital SA, Eurona Telecom Wireless SA, Deal Estate XXI SL, Akiles SL, Abengoa SA, y contra cientos de personas y sociedades, españolas y extranjeras, que se han beneficiado de su dolosa actuación.

 

Contacto:

 93 3621836

 info@iurisfactor.com

 https://iurisfactor.com/